Ventajas de alquilar un almacén

[toc]

Los beneficios que puede proporcionar alquilar un almacén

Todas las empresas son diferentes y cada una de ellas, en función de sus características, tiene unas u otras necesidades. Sin embargo, en temas de espacio y necesidad de almacenar bienes, documentos, productos o stock,  todas cuentan con un punto el común; los metros cuadrados que necesitan.

Es por ello, que para una gran cantidad de empresas de todos los tipos ubicaciones y tamaños, contar con un espacio de almacenaje se convierte en algo casi vital para su existencia.

En algunos casos, los más privilegiados, cuentan con unas oficinas, comercios, o almacenes realmente grandes pueden separar espacios y dedicar a almacén una zona que no utilicen. Sin embargo, no siempre hay espacio suficiente para hacer esto, sobre todo en las grandes capitales donde los metros cuadrados escasean.

La solución no siempre es comprar

Aunque pertenezcamos a una cultura en la que tendemos a comprar bienes siempre que podemos afrontar ese esfuerzo económico, no siempre resulta económicamente posible afrontar el pago de la compra de un almacén. Comprarlo supone la ventaja de tenerlo en propiedad en unos años, y no estar siempre pagando un alquiler, pero quienes deciden por pagar una renta por utilizar uno deben tener presente que evitarán el abono del IBI y del IVA.

Por ello, la opción de alquilar un almacén puede ser realmente una solución tanto si se va a necesitar durante un periodo de tiempo indeterminado, como si va a ser solo durante unas pocas semanas o  meses concretos.

Existen almacenes en alquiler de todo tipo y tamaño, tanto para aquellos que necesitan muchos metros cuadrados para poder almacenar todos sus bienes, como quienes únicamente necesitan unos pocos metros cuadrados.

Alquiler coworking

También existe una opción muy interesante en alquiler de almacenes que es el coworking. Es decir, si no necesita demasiado espacio y le viene bien tener alguna otra empresa con la que compartir los gastos, puede juntarse con otros dos o tres negocios y alquilar un almacén de forma conjunta. De este modo, compartiendo espacio entre profesionales, no solo ahorrará dinero, si no que en un momento dado también podrán ayudarse y prestarse servicios o intercambiar ideas laborales entre las diferentes empresas que se hayan unido para el coworking.

Por otro lado, el alquiler de un almacén resulta también mucho más seguro que disponer de uno propio  por los altos sistemas de seguridad que tienen estos lugares y los buenos seguros con los que cuentan para sus clientes.

El horario de acceso a estos almacenes es muy amplio, por lo que no tendrá problemas a la hora de tener que acceder para dejar o recoger cualquier documento, incluso si es fuera de los típicos horarios de oficina. Estos almacenes también suelen contar con la opción de poder aparcar en frente de ellos tanto coches como camiones, para poder cargar y descargar los productos. Ésta es una necesidad muy habitual entre quienes alquilan estos espacios y que por tanto ha sido tenida en cuenta por los dueños de los almacenes.

Pago a medida

Cada almacén tiene su propia política de precios, pero la mayor parte de ellos suele contar con contrato bastante flexible, pudiendo evitar el pago del alquiler durante los meses que no vaya a necesitarlos. Esta opción de contar con un lugar para poder guardar todo aquello que necesite, debe ser bien estudiada, al igual que todo aquello que necesite para su empresa con la finalidad de tomar la solución más adecuada en base no solo a sus necesidades, si no también a su capacidad de pago.

Más información

Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos y te llamaremos para resolver cualquier duda que tengas

Not readable? Change text. captcha txt

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies